title

description

title title

title

description

title title

title

description

title title

title

description

title title

title

description

title title

title

description

title title

title

description

title title

title

description

title title
ENTRAR

Registrate y unete a la familia. Podrás acceder a montones de extras: vídeos, canciones inéditas, galerías de fotos, etc..
Tienda Online
Mostrar pedido
Su pedido está VACIO.
CB Online
No

Escúchame (versión Hip Hop)

Escucha lo que quieres,
escúchalo sin temor,
las alas de las águilas,
el canto del ruiseñor,
las penas, los dolores,
la risa la pasión.
Escucha con los ojos
y con el corazón
con la cara y las manos,
con tu risa y con el calor,
con ganas de querete
y de quererme yo.

Escucha sin fronteras,
sin lengua o religión
que te separan del otro
y no te acercan a Dios.
En mi barrio, en mi casa,
en mi mente y mis ganas
estoy montando un rincón
para escucharte sin cantas
cualquier triste canción,
cualquier himno de fuerza,
yo te daré mi valor
para que no te tuerzas.
Si las cosas se ponen feas,
intentaré estar ahí.
A veces es difícil,
si te caes, agárrate a mí.

Estoy aquí para ti,
para que puedas decir
que hay alguien que te escucha
y que contigo hasta el fin.

Escúchate y te escucho,
escúchame y los dos
escuchamos a otros
que vengan con dolor.
Escúchame y te escucho,
escúchame y los dos
iremos poco a poco
oyendo al corazón.

Escúchate, escúchame,
escúchale, escúchalo, súbelo.
Así todos nos oiremos mejor.

La escucha es una hucha
en la que voy guardando
las muchas experiencias
que otros me van pasando,
alguna ahorrando, voy colocando
todos los  los sentimientos
que voy encontrando.

Cuando escucho que escucho,
que me estoy escuchando,
y con esa energía
la lucha se va llenando
de alegrías y consuelos,
de llantos y de duelos,
dolores y caricias,
por ti vivo y por ti muero.

Y sé que así, escuchando
también me escucho yo.
Oigo hasta los bombos
que produce mi corazón.
Escúchate y escucha y verás,
que al final,
hay mensajes guardados
casi en todo lugar…
Mucho más que colores
en el fondo del mar,
mucho más que colores
en el fondo del mar.

Escúchate y te escucho…

En la escucha te observo
y ya estoy escuchando;
me encariño, me acerco
y ya me estoy sumando,
te toco, te respiro, y,
en silencio, te guardo
todo mi respeto,
como cuando yo hablo.

Acepto tus desmanes
y persigo tus rollos
desenrollando poco a poco
voy directo al meollo;
La cuestión es escuchar,
escucharme, escúchalo.
Que tampoco cuesta tanto,
somos dos, inténtalo.

Escuchar es más que un premio
que nos dan por ser buenos,
sino por por querer la vida,
por vivir sus maravillas,
su intensidad y deseo,
como la fuerza del trueno.
Solamente tengo un dueño,
ante él caigo de rodillas.

Desenterrando tesoros
que estaban escondidos,
son sentimientos de oro
que los había perdido.
Ahora brillando en el fondo
los hemos escogido.
Tu hablar será escuchado, aquí serás bienvenido.

Escúchate y te escucho…

Cuando oigo no escucho,
y cuando escucho me libro
de esas mil obsesiones
que me tien prendido.
Me libero y me salgo
de mi Pepito Grillo
que me tiene ya harto…
coo aparte y pego un salto.
Abandono ese cuarto
de egocentrismo puro
donde lo que encontramos
al final no vale un duro.

Cuando te escucho me escucho
sin tener que empeñarme.
Al fina, te quiero mucho
(como aquella trucha al trucho).
Atendiéndote, me atiendo
y cuando guardo silencio,
de ti estoy aprendiendo,
a los dos estoy sirviendo,
y sin darme mucha cuenta,
a mí me estoy rescatando
sin más ni menos esfuerzo.

Escúchate y te escucho,
escúchame y los dos
escuchamos a otros
que vengan con dolor.
Escúchame y te escucho,
escúchame y los dos
iremos poco a poco
oyendo al corazón.



Comparte este articulo: Facebook
 
Please update your Flash Player to view content.

Disco Humanizar